Aunque cuando oigáis la palabra cerramientos os venga a la mente el típico cerramiento para terrazas o los cerramientos metálicos para separar espacios o propiedades; la verdad es que hoy en día tienen muchos más usos. Por eso hoy queremos hablaros de los tipos de cerramientos existentes en el mercado.

Dónde poner un cerramiento

Lo primero de todo es ver en qué zonas es óptimo poner un cerramiento y por qué. Hay múltiples lugares en los que es factible instalarlos para que cumplan diversas funciones. ¿Los más comunes?:

  • Cerramientos de propiedades: Ideales para separar tu parcela del resto de la urbanización o de la calle en sí. En muchas urbanizaciones con espacio común exterior, las entradas a los bajos quedan muy a la vista de los vecinos si no se pone un cerramiento. Ganarás en privacidad y tranquilidad, 100% asegurado.
  • Cerramientos de terrazas: ¿En tu ciudad hace muy mal tiempo no puedes aprovechar la terraza todo lo que te gustaría? ¿Tu casa es pequeña y quieres ganar metros útiles? Para resolver ambas cuestiones, los cerramientos de terrazas son la mejor opción. Cierra tu terraza y conviértela en parte de una habitación ya existente para agrandarla, o ciérrala para poder disfrutar de ella sin importar la época del año.
  • Cerramientos en interiores de casas y oficinas: La transparencia está de moda. Y no sólo en el sentido figurado de la palabra. Cada vez se llevan más los espacios abiertos en los interiores, tanto en casas de particulares como en las oficinas. Y es que los cerramientos acristalados en interiores tienen muchos beneficios. Por un lado, dan sensación de mayor amplitud del espacio, y, si se colocan en las oficinas, se puede controlar fácilmente que nadie se eche siestas prohibidas (entre muchas otras cosas claro está).

¿Qué tipos de cerramientos existen?

Ahora bien, una vez visto dónde colocar los cerramientos, es hora de ver qué tipos de cerramientos existen y cuáles son más adecuados para cada caso.

Cerramientos de puerta corredera

Son muy utilizados por los arquitectos de interiores en nuevas construcciones y reformas, ya que resultan muy estéticos y prácticos: son acristalados, ocupan muy poco espacio debido a su grosor y no obstruyen el paso; permitiendo colocar mobiliario junto al ventanal.

Cerramientos plegables

Flexibles y dinámicos, estos cerramientos permiten conectar al 100 % dos zonas previamente separadas, creando el efecto de que no hay nada que se interponga entre ellas.

Esto es posible debido a su estructura en hojas plegables, que quedan situadas en un costado cuando se recogen y no ocupan apenas espacio. Dan mucho juego en la creación de espacios y en la utilidad de unos y otros. Permiten la intimidad en ellos en algunas ocasiones, y en otras los convierten en espacios abiertos para una mayor amplitud de la vivienda o local.

Cerramientos deslizantes

En este tipo de cerramientos, las hojas se deslizan hasta uno de los extremos de las guías, quedando plegadas en perpendicular. Se utilizan mucho en las terrazas de viviendas, restaurantes u hoteles, debido a su hermetismo y capacidad de aislamiento acústico que tienen estando cerrados.

Jardines de invierno

Si quieres darle un toque especial a tu vivienda, opta por un jardín de invierno. Consiste en un cerramiento total de un porche, tanto por el techo como por los laterales. Se suelen poner acristalados por completo o con grandes cristaleras, para así ver el exterior desde el interior. Tu nueva estancia quedará preciosa y muy relajante si optas por esta solución.

Cortinas de cristal

Las cortinas de cristal son la última tendencia en cerramientos. Se emplean para cerrar estructuras que están parcialmente cerradas (como un porche o una terraza) con hojas que no tienen ningún tipo de perfil ni acabado. Un cristal simple y llano.

Esto queda muy estético ya que, visualmente, no hay absolutamente nada que se interponga entre el exterior y el interior. Eso sí ¡ojo con ellos! Si están muy limpios (que así deben estar para que cumplan adecuadamente su función estética) es probable que o bien los pájaros, o bien tú os choquéis contra el cristal si vais despistados.

Y ya por último, recordarte que en Cerlasa somos expertos en cerramientos desde hace muchos años, así que, si te estás planteando poner uno, ¡no dudes en llamarnos! Te asesoraremos.